SEGUIMIENTO POR Email

jueves, 30 de junio de 2011

TACTICA ARBITRAL

TECNICA ARBITRAL
El concepto de técnica en el arbitraje comprende la forma específica de movimientos que se realizan para señalar, ordenar u apreciar determinada situación de juego, para esto se incluyen procedimientos antes y después de tomar una decisión
El árbitro debe manejar adecuadamente con precisión, economía y eficacia sus movimientos y aunque todos los árbitros alguna vez han escuchado hablar sobre la técnica arbitral  muy pocos en realidad saben en qué consiste.

Secretos básicos
La técnica arbitral es la sucesión gestual o motriz que permite resolver problemas específicos a los árbitros en un partido, esta se ha puntualizado según principios biomecanicos, es decir, teniendo en cuenta las leyes de la mecánica y las características del aparato locomotor humano, ya que no se les podría pedir que hagan algo que no pueden realizar, e incluye el conocer a fondo previamente los secretos básicos de su profesión.
Antes de la sentencia
Dentro de la técnica arbitral se pueden diferenciar dos aspectos, las técnicas de control y las técnicas de ejecución y comunicación, el primer aspecto abarca todos aquellos gestos, movimientos y procedimientos que tienen lugar antes de que un árbitro o un asistente tomen una decisión; se relacionan con acciones motrices que se deben asumir durante los posicionamientos con balón en o fuera de juego, el uso de la diagonal, la forma de levantar la bandera, la ubicación previa a cada reanudación, los cambios de dirección y distancias de juego entre otras, son ejemplos que el árbitro debe dominar a la perfección.
Después de la decisión
Las técnicas de ejecución y comunicación son aquellas acciones gestuales y procedimientos que deben realizar los árbitros luego de la toma de una decisión, para esto se incluyen las figuras plasmadas en el apartado “interpretación a las reglas de juego y directrices para árbitros (reglas 5 y 6)”. El uso del silbato, el lenguaje corporal y las señales que favorecen el trabajo en equipo como, el contacto visual, la técnica de esperar y ver, aunque no están establecidas también se deben considerar dentro de este grupo.
Se puede mejorar
Es importante tener en cuenta que un desarrollo adecuado de cualidades coordinativas contribuye a que los árbitros puedan realizar los movimientos técnicos con precisión, economía y eficacia. Las etapas sensibles para el desarrollo coordinativo se remontan a la niñez, pero un árbitro en desarrollo puede mejorar sensiblemente sus técnicas si se respeta su madurez dentro del arbitraje, es decir, se le enseña a tiempo para que aprenda y se sigue de manera adecuada su evolución dentro del juzgamiento. De igual forma si cada arbitro revisa constantemente estos aspectos significativos también puede mejorar su técnica, solo es cuestión de intentarlo.