SEGUIMIENTO POR Email

jueves, 29 de diciembre de 2011

 La delegación de árbitros de Cartagena, celebró su tradicional partido de futbol y cena navideña con la presencia de 60 personas. A la cabeza, el responsable de la Delegación Francisco García Medina. También acudió el presidente del Comité Territorial Murciano Javier Lozano Segado que mostró su satisfaccion por mantener la tradicion del evento.
Destacar el buen ambiente reinante entre todos. Se hecho en falta la asistencia de otros componentes de nuestra delegacion.
 "foto del año pasado, aun no tenemos documento grafico de este año pero en breve seran incluidas"

El delegado en Cartagena, quiso dar las gracias a todos los componentes del colectivo arbitral, por acudir y manifestó su deseo de seguir mejorando y consiguiendo éxitos.
En el transcurso de la cena se entregaron regalos y el árbitro Luis Modia Marín entregó a nuestra delegación una camiseta de arbitro de la Federación Italiana de Futbol, de la marca "DIADORA" como recuerdo de su vivencia como árbitro en activo en este País.  Los colegiados de la delegación que han ascendido en la pasada temporada les correspondió pagar dicha cena-merendola.
 Por otra parte estamos a la espera de que nuestro más acérrimo colaborador fotográfico Francisco Hernandez nos envíe documento fotográfico de dicho evento.
Federación de Fútbol de la Región de Murcia
Comité Técnico de Árbitros
 

Circular nº 8
Escuela Territorial de Árbitros de Fútbol
2011/2012

Concentración Técnica enero 2012
Por la presente se convoca a los árbitros colegiados en las categorías de 3ª División,Territorial Preferente y a los árbitros asistentes colegiados en la categoría de 2ª División Bpara la concentración regional de actualización técnica correspondiente a la temporada 2011-2012 de acuerdo con el siguiente programa:
1.- Jornadas de Actualización Técnica
Fecha: 13/14 de enero de 2012.
Lugar: Hotel Executive Sport. Totana.
Hora de llegada: Viernes 13 de enero de 2012. De 16:00-16:45 h.
Fin de la concentración: Sábado 14 de enero de 2012. 14:00 h.
El programa completo de la reunión se hará público con antelación a la misma.
2.1 Régimen disciplinario
La asistencia a la concentración es obligatoria.
Los árbitros que por cualquier circunstancia no puedan asistir deberán remitir escrito a la atención del director técnico con suficiente antelación en el que se expongan los motivos correspondientes y acompañando copia de la documentación acreditativa que los justifique.
La junta directiva resolverá sobre la justificación o no de dichas solicitudes.
La junta directiva resolverá acerca de los árbitros que sin autorización del CTA no asistan a
la presente convocatoria.
Lo que se circula para general conocimiento y cumplimiento.
Murcia a 28 de diciembre de 2011
Antonio Martínez González
Director de la Escuela Territorial de Árbitros de Fútbol de la Región de Murcia
Pruebas Físicas. Convocatoria Enero 2012.
Por la presente se convoca a los árbitros colegiados en las categorías de 3ª División, Territorial Preferente y a los árbitros asistentes colegiados en la categoría de 2ª División B que hayan sido declarados No Aptos en la convocatoria de pruebas físicas celebrada el 21/12/11, así como a aquellos que no asistieron por alguna circunstancia, para la segunda convocatoria de ésta fase de pruebas de aptitud física correspondiente a la temporada 2011/2012 de acuerdo con el siguiente programa.

Fecha: martes 17 de enero de 2012.
Lugar: Pistas Polideportivas Municipales de Alhama de Murcia.
Plan de trabajo
18:00 h-------Identificación y reparto de dorsales.
18:05 h-------Inicio de los ejercicios de calentamiento.
18:35 h-------Inicio de las pruebas físicas.
20:30 h-------Fin de las pruebas.
Orden de realización y tiempos mínimos
Velocidad. 6 x 40 con 1.30 min. de recuperación

Tiempo medio de las seis series Árbitros 3ª División y Territorial PreferenteÁrbitros Asistentes de 2ª División B
5.86’’-----6.10’’ Apto Apto
5.66’’-----5.85’’ 1 ptos Apto
5.56’’-----5.65’’ 2 ptos Apto
5.55’’ o inferior 4 ptos Apto
Si un árbitro se cae o tropieza repetirá la serie.
Si un árbitro supera el límite en una de las seis careras intentará solo una carrera más tras concluir la serie de seis. Si lo supera en dos intentos, será declarado NO APTO.
No podrán utilizarse zapatillas con clavos durante esta prueba.
El tiempo máximo medio para árbitras (categoría femenina) es de 6.40’’.
Prueba Interválica. 150 m (30’’)—50 m (35’’).
Vueltas completas Árbitros 3ª División yTerritorial Preferente
Árbitros Asistentes de 2ª División B
10 Apto Apto
11 1 pto -------
12 2 ptos ------
13 3 ptos ------
Será necesario finalizar las 10 vueltas completas para ser declarado APTO.
Comité Técnico de Árbitros
Escuela Territorial de Árbitros de Fútbol
2011/2012 Circular 7
Cada árbitro deberá llegar antes de que suene el silbato al área de caminata señalizada medianteconos (3 metros por delante y por detrás de la línea de llegada de 150 metros). El árbitro que no haya pisado el área de caminata a tiempo en una serie de 150 metros será amonestado.
Los árbitros no deben salir del área de caminata antes de que suene el siguiente silbato. El árbitro
que salga del área de caminata antes de que suene el siguiente silbato será amonestado.
Recibir dos amonestaciones durante la prueba supondrá la declaración de NO APTO.
Prueba de Campo.
Cuadrado de 50 x 50 m. El desarrollo de esta prueba se puede encontrar en www.enaf-cta.com
Árbitros 3ª División Árbitros Preferente
Tiempo Calif. Tiempo Calif.
53.01’’-----55.00’’ Apto 54.01’’-----57.00’’ Apto
52.01’’-----53.00’’ 1 pto 53.01’’-----54.00’’ 1 pto
51.01’’-----52.00’’ 2 ptos 52.01’’-----53.00’’ 2 ptos
51.00’’ o inferior 3 ptos 52.00’’ o inferior 3 ptos
Será necesario traer botas de tacos para la realización de esta prueba. No se permitirá la realización de esta prueba con otro tipo de calzado.
Si un árbitro se cae, tropieza o supera el tiempo máximo permitido podrá realizar una repetición deesta prueba.
Los árbitros asistentes de 2ª división B deberán completar el recorrido en un tiempo inferior a 30,00 segundos para ser declarados apto.
Coordinación y cronometrajes
Puntualidad. La presentación en las instalaciones deportivas con posterioridad a la hora oficial de convocatoria podrá suponer la consideración de NO presentado a las mismas y por tanto la
calificación de NO APTO.
Coordinación. El reparto de dorsales y las directrices previas serán responsabilidad del Directorde la Escuela de Arbitraje y la preparación previa (ejercicios de tonificación y calentamiento) serán dirigidos por los preparadores físicos del CTA de la Región de Murcia.
Cronometrajes. La realización, ejecución y cronometraje de las pruebas serán llevados a cabo por jueces oficiales de la Federación de Atletismo de la Región de Murcia, por lo que a partir del momento del inicio de las pruebas todos los árbitros convocados estarán a lo dispuesto por los jueces. No le estará permitido a ningún árbitro dirigirse a los jueces en ningún momento ni mucho menos realizarles consultas sobre los tiempos realizados. Si algún árbitro es descalificado por los jueces en cualquiera de las pruebas deberá dirigirse inmediatamente a los
vestuarios. Una vez finalizadas las pruebas los jueces emitirán el acta de las mismas en que se reflejen los tiempos y marcas realizados por cada árbitro. El acta será entregada al Director de la Escuela quién posteriormente la hará pública en los tablones de la Federación de Fútbol de laRegión de Murcia.
Régimen disciplinario
Aquellos colegiados que no superen los baremos establecidos por el CTA de la Región de Murcia no serán designados para actuar en partidos oficiales.
Asimismo será de aplicación el artículo 179 en sus puntos 4 y 5 del título IV del Libro II del Reglamento General en los que se indica que:
Punto 4. Perderá asimismo la categoría el árbitro que no supere por dos veces consecutivas las pruebas físicas reglamentariamente previstas para la fase de que se trate, quedando en tal supuesto integrado, si lo desea, en fútbol base.
Comité Técnico de Árbitros
Escuela Territorial de Árbitros de Fútbol

2011/2012 Circular 7
Punto 5. El árbitro que por primera vez no supere las pruebas físicas, será convocado treinta días después para realizarlas de nuevo, considerándose ambas ocasiones como una primera
fase.
Si un árbitro fuese declarado NO APTO en alguna de las pruebas deberá realizar nuevamente todas las pruebas en la siguiente convocatoria.
Uniformidad durante las pruebas físicas
Es obligatorio vestir las prendas deportivas John Smith distribuidas por el CTA
Lo que se circula para general conocimiento y cumplimiento.
Murcia a 23 de diciembre de 2011
Antonio Martínez González
Director de la Escuela Territorial de Árbitros de Fútbol de la Región de Murcia

martes, 27 de diciembre de 2011

¡FELIZ AÑO NUEVO!
Un año nuevo más, ¿quién olvida al año que terminó? El año viejo ningún árbitro lo olvida por que estuvo lleno de acontecimientos importantes y también tristes. Cada año nuevo sólo recordamos que no cumplimos lo que prometimos hacer durante el nuevo año y una vez más nos comprometemos a “cumplirlo”.
A ser mejores     
Yo siento que más que el dejar de hacer ciertas cosas que sabemos de antemano que no son tan fáciles, lo importante es que cada año seamos mejores profesionales, pero sobre todo mejores personas, más humildes, más cordiales con jugadores y compañeros; que las metas que se propongan sean alcanzables para que cada año las superen, pues si se proponen objetivos inalcanzables pocas veces los cumplirán.
Buenos deseos
Que cada año tengan que subir un “peldaño” y no bajarlo, piensen en cómo pueden darle solución a los problemas personales y deportivos utilizando el sentido común y no olviden y no crean que porque se tiene  autoridad se puede abusar de ella dentro y fuera de los campos. Pidan también por quienes dirigen el arbitraje tanto en las instituciones arbitrales como en las asociaciones nacionales, para que se concienticen  que esos cargos no son para medir poderes, porque los únicos perjudicados serán cada uno de los que conforman el gremio.
Siento que de esta forma es como debemos desearles un buen año.
¡Feliz Año Nuevo! Les deseamos, todos los integrantes de la Delegacion de Arbitros de Cartagena
RESPETO, EN EL 2012
Massimo Busacca hablo del año que termina y de algunos de los temas más candentes de actualidad en el mundo del arbitraje ademas de su deseo para el 2012

Busacca fue árbitro durante 22 años y pitó más de 100 partidos internacionales al más alto nivel, entre los que destaca la final de la Liga de Campeones de la UEFA 2009. Hace unos meses, a los 42 años, dio por concluida su carrera de colegiado en activo para aceptar el cargo de Jefe del Departamento de Arbitraje de la FIFA. El suizo hablo del año que termina y de algunos de los temas de más candente actualidad en el mundo del arbitraje.
¿Añora los terrenos de juego?
Claro que sí, por supuesto que los añoro mucho. Es igual que cuando un jugador cuelga las botas. Por otro lado, sigo formando parte de todo esto, sigo con muchas ganas y puedo explicar mejor a los árbitros lo que deben hacer.
¿Qué tal le han ido los primeros meses en la FIFA? ¿Puede explicarnos en qué consiste su trabajo?

La FIFA es para los árbitros lo que las selecciones nacionales son para los jugadores. Y yo quiero ser el seleccionador de este equipo nacional. Debemos actuar como un equipo de fútbol, tenemos que vivir y respirar fútbol cada día. Mi prioridad consiste en crear este grupo de árbitros de élite, y queremos hacerlo de manera profesional. Queremos que se superen a sí mismos, como los jugadores se superan día a día en los entrenamientos.
Los mejores árbitros estarán en la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™. ¿Podría explicarnos el proceso de selección y entrenamiento? ¿Ha empezado ya?
 
Hemos empezado ya coincidiendo con la Copa Mundial de Clubes celebrada en Japón, y hemos elegido a algunos árbitros para ver sus cualidades y si están listos para entrar en el grupo los candidatos a Brasil 2014. El año próximo será decisivo. Elaboraremos una lista de árbitros de élite, que permanecerá abierta hasta el final. Así puede entrar quien lo merezca o salir de ella cualquiera que no esté en forma o no trabaje como es debido. Este mensaje se comunicará a todos los árbitros y a todas las asociaciones.

El Presidente de la FIFA mencionó el hecho de que los árbitros serían todos profesionales en la Copa Mundial de 2014. ¿Cree que la profesionalización es fundamental para el arbitraje?

Como los jugadores, un árbitro debe entrenarse cada día. No podemos aceptar una situación en la que las asociaciones no proporcionen la misma estructura y oportunidades para preparar a los árbitros. Necesitan ejercitarse con un entrenador o preparador físico durante la semana.

Otro tema candente es el uso del vídeo. ¿Qué opina de este asunto?

Los grandes jugadores pueden cometer errores. No les proporcionamos una repetición de la jugada ni una segunda oportunidad para marcar cuando yerran una ocasión clara. Por eso, no creo que debamos concederles a los árbitros la oportunidad de ir a ver lo que ha pasado. O sea, que estoy en contra de las repeticiones en vídeo. Pero en cuanto a la tecnología en la línea de gol, estamos ultimando el asunto. Seguro que muy pronto llegará algo que nos permita reducir o eliminar este problema
En Alemania, el árbitro Babak Rafati intentó suicidarse y denunció la creciente presión que sufren los árbitros. ¿Cómo se les puede ayudar a sobrellevar la presión?

Hay presión en todas partes. Actualmente, si trabajas en las altas esferas en cualquier cargo, te encuentras bajo presión. Está claro que en el arbitraje es muy superior, porque hay mucho dinero en juego y las decisiones equivocadas pueden cambiar muchas cosas. Pero hay que vivir con ella. Si repaso mi propia carrera, puedo asegurarle que no me alegraba precisamente cuando había tomado una decisión errónea. Pero enseguida pensaba que debía olvidarme de ello inmediatamente, para llegar bien preparado al siguiente partido. Me solidarizo con Rafati.
¿Tiene algún deseo de año nuevo para el arbitraje?

Debemos fomentar el respeto, y no sólo en el arbitraje, sino en la sociedad en general. Todo el mundo comete errores; por eso el respeto es muy importante. El respeto por uno mismo y el respeto por los demás.
Tomado y adaptado de www. FIFA.com

domingo, 25 de diciembre de 2011

LA HONESTIDAD EL MEJOR NEGOCIO

Una de las cualidades que más se busca y se les exige a los árbitros es la honestidad, este valor es indispensable para que los encuentros deportivos se desenvuelvan en un ambiente de confianza y armonía, pues garantiza respaldo, seguridad y lo más importante credibilidad. Pero ¿Qué es la honestidad? ¿Cuál es ese valor que no sólo los silbatos deben demostrar en los campos de juego sino en la vida diaria? Para no ir tan lejos, la mejor definición que podría darse es aquella en la que se ve esta cualidad como una forma de vivir conforme entre lo que se piensa y la conducta que se demuestra hacia los demás, que junto a la justicia, exige darle a cada quién lo que es debido.
Cualidades explícitasUn árbitro demuestra sus cualidades como honesto cuando es sincero con sus palabras y estimaciones hacia jugadores y colegas, cuando cumple con sus compromisos, obligaciones y logra sus objetivos, sin trampas o engaños; cuando evita la murmuración y la crítica que afectan negativamente la personalidad de los demás; cuando guarda discreción y seriedad ante las confidencias personales y secretos profesionales; y sobre todo, cuando tiene especial cuidado en los terrenos de juego al darle a cada equipo lo que le corresponde, e informa en su planilla de juego los motivos exactos por los que terminó un partido o excluyó a un jugador.

Cómo se trabaja
Dentro del juzgamiento ser honesto no es solamente no recibir dadivas económicas o materiales escondidamente de quienes lo proponen, hay una serie de circunstancias que también se deben trabajar para demostrarlo como: ser fiel a las promesas y compromisos que se adquieren dentro y fuera de los terrenos de juego; aceptar serenamente los errores y fallas que se cometen, así como sus consecuencias; rectificar y si es necesario pedir disculpas; alejarse de la pereza y cumplir con los deberes, así no habrá necesidad de dar pretextos o mentir para encubrir la falta de responsabilidad. Por último hablar siempre con la verdad, no inventando ni exagerando cosas sobre la propia carrera.


Algunos obstáculos
Entre las adversidades que un árbitro honesto tiene que rehusar, vencer y alejar de su modelo de conducta deportiva están: la impunidad y la violación de las leyes traicionando sus compromisos; la aceptación de que el éxito es de los "vivos" y los mentirosos; la idea de que aquellos que viven de la trampa alcanzan más logros sobre los que trabajan; y la desmotivación al no recibir estímulos y reconocimientos. Por el contrario, el cumplimiento de su deber, el continuar trabajando igual y con más ahínco, le permitirán defender sus principios y convicciones por sobre todo y todos.

No a la inmoralidad
Cuando algún árbitro miente, roba, engaña, hace trampa o recibe algún obsequio diferente a su pago ordinario, su espíritu entra en conflicto, la paz interior desaparece; esto es algo que todos perciben porque no es fácil de ocultar. Los silbatos deshonestos se pueden reconocer fácilmente porque engañan a los otros para conseguir de manera abusiva un beneficio, aunque es muy probable que alguno logre engañar la primera vez, a la siguiente, al ser descubierto será evitado por todos o será tratado siempre con precaución y desconfianza. Mi madre, me dijo una vez un concepto de aplicación vital: “La honestidad, hijo mío, en todos los órdenes de la vida, a la larga es buen negocio”, a través de los años me di cuenta que tenía razón.

viernes, 23 de diciembre de 2011

EL COLEGIADO LANZA UN DARDO AL TÉCNICO AZULGRANA

Iturralde: "Guardiola habla en los anuncios del Sabadell, la pela es la pela"

  • "No se qué pinta un entrenador en el campo, donde están no se ve nada"

  • "Los ex árbitros señalan cosas que antes no tenían huevos de pitar"

  • "Ejerzo de bilbaíno, soy un fantasma"

  • "A mí me dicen vasco y terrorista en los campos durante estos 17 años"

Eduardo Iturralde González se ha quedado a gusto en una entrevista concedida a Quality Sport. El colegiado dejó unas cuantas perlas que acreditan toda la polémica que siempre le acompaña. "Parece que los árbitros somos los malos por no salir a la palestra. ¿Habla Guardiola en algún sitio que no sea la rueda de prensa? ¡Ah sí!, en los anuncios del Sabadell. La pela es la pela".
Del papel del entrenador manifestó: "Todavía no se qué hacen en el campo. Primero porque, desde donde están, no se ve nada. Y el jugador, con tanta gente gritando, no les oye".
Lanzó un dardo a sus ex compañeros de profesión: "Me gastaría 100 millones en poner en forma a los ex árbitros que salen en la tele y sacarlos otra vez al campo. Ahora lo ven todo y señalan cosas que antes no tenían huevos de pitar".
Tiene claro de dónde procede: "Ejerzo de bilbaíno, tengo mi boina por ahí. Soy un fantasma: siempre digo que a mí no me gana ni Federer a tenis".
Y siente como le atacan dialécticamente en un campo de fútbol: "Hay gente racista y, así como a Mourinho le gritan 'ese portugués, hijo puta es' a mí me dicen 'vasco, etarra, terrorista' en todos los campos durante estos 17 años".

Massimo Busacca fue árbitro durante 22 años y pitó más de 100 partidos internacionales al más alto nivel, entre los que destaca la final de la Liga de Campeones de la UEFA 2009. Hace unos meses, a los 42 años, dio por concluida su carrera de colegiado en activo para aceptar el cargo de Jefe del Departamento de Arbitraje de la FIFA. FIFA.com se reunió con el suizo para hablar del año que termina y de algunos de los temas de más candente actualidad en el mundo del arbitraje. Tras su carrera como árbitro internacional ha asumido el cargo de Jefe del Departamento de Arbitraje de la FIFA. ¿Cuáles han sido las principales razones de este cambio? Lo que hice durante tantos años sobre el terreno de juego ahora me brinda una gran oportunidad de seguir haciéndolo también fuera de él. Se trata de una ocasión estupenda para tratar de compartir lo que he aprendido en estos años con los árbitros de élite que llegarán en el futuro a las grandes competiciones. No es un gran cambio; sigo viviendo y respirando fútbol cada día, pero ahora lo hago desde fuera y no desde dentro. ¿Añora los terrenos de juego? Claro que sí, por supuesto que los añoro mucho. Es igual que cuando un jugador cuelga las botas. Por otro lado, sigo formando parte de todo esto, sigo con muchas ganas y puedo explicar mejor a los árbitros lo que deben hacer. ¿Qué tal le han ido los primeros meses en la FIFA? ¿Puede explicarnos en qué consiste su trabajo? La FIFA es para los árbitros lo que las selecciones nacionales son para los jugadores. Y yo quiero ser el seleccionador de este equipo nacional. Debemos actuar como un equipo de fútbol, tenemos que vivir y respirar fútbol cada día. Mi prioridad consiste en crear este grupo de árbitros de élite, y queremos hacerlo de manera profesional. Queremos que se superen a sí mismos, como los jugadores se superan día a día en los entrenamientos. Al igual que los futbolistas juegan para sus clubes, los árbitros pitan en sus ligas nacionales. Después, algunos jugadores reciben una convocatoria para sus selecciones nacionales, y algunos árbitros reciben la llamada para pitar en las competiciones de la FIFA. Para todo esto, lógicamente, se necesita una estructura que funcione en todo el mundo, y para eso hemos formado un grupo de instructores y proporcionamos una línea clara sobre cómo reseguir el trabajo de los árbitros para garantizar la calidad. Este grupo debe encontrar a los mejores árbitros para que piten en nuestras competiciones. Los mejores árbitros estarán en la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™. ¿Podría explicarnos el proceso de selección y entrenamiento? ¿Ha empezado ya? Hemos empezado ya coincidiendo con la Copa Mundial de Clubes celebrada en Japón, y hemos elegido a algunos árbitros para ver sus cualidades y si están listos para entrar en el grupo los candidatos a Brasil 2014. El año próximo será decisivo. Elaboraremos una lista de árbitros de élite, que permanecerá abierta hasta el final. Así puede entrar quien lo merezca o salir de ella cualquiera que no esté en forma o no trabaje como es debido. Este mensaje se comunicará a todos los árbitros y a todas las asociaciones. El Presidente de la FIFA mencionó el hecho de que los árbitros serían todos profesionales en la Copa Mundial de 2014. ¿Cree que la profesionalización es fundamental para el arbitraje? Como los jugadores, un árbitro debe entrenarse cada día. No podemos aceptar una situación en la que las asociaciones no proporcionen la misma estructura y oportunidades para preparar a los árbitros. Necesitan ejercitarse con un entrenador o preparador físico durante la semana. Debemos asegurarnos de que trabajen apropiadamente, y vivan y respiren fútbol cada día. De lo contrario, las actuaciones arbitrales se dejarán en manos de la suerte. Hay que dar a los árbitros lo que necesitan para prepararse. ¡Esto sí que es profesionalidad! La profesionalidad no se mide por el dinero. ¿Cuántos equipos gastan un montón de dinero pero siguen sin ganar? Las asociaciones son responsables de sus árbitros; tienen que hacer mucho por ellos. Cuando los árbitros llegan a nuestras competiciones, no podemos cambiar nada en un cursillo de una semana. Hemos oído mucho sobre el Programa de Ayuda al Arbitraje. Explíquenos de qué manera está contribuyendo a la eficiencia de los árbitros. Estamos invirtiendo mucho dinero en la formación de los árbitros. Hay cursos prácticamente cada día en todo el mundo. Lo que están haciendo en el aspecto de la capacitación es lo mismo que lo que hacemos nosotros en la competición. Es fundamental. Debemos asegurarnos de que nuestras estructuras en el mundo entero trabajen en nuestra dirección. En Alemania, el árbitro Babak Rafati intentó suicidarse y denunció la creciente presión que sufren los árbitros. ¿Cómo se les puede ayudar a sobrellevar la presión? Hay presión en todas partes. Actualmente, si trabajas en las altas esferas en cualquier cargo, te encuentras bajo presión. Está claro que en el arbitraje es muy superior, porque hay mucho dinero en juego y las decisiones equivocadas pueden cambiar muchas cosas. Pero hay que vivir con ella. Si repaso mi propia carrera, puedo asegurarle que no me alegraba precisamente cuando había tomado una decisión errónea. Pero enseguida pensaba que debía olvidarme de ello inmediatamente, para llegar bien preparado al siguiente partido. Me solidarizo con Rafati. Imagino lo que le pasó. Puede que no tuviera una buena temporada y concedió al arbitraje demasiada importancia, y esto, a veces, es un error. Si te va mal, te cuestionas lo que estás haciendo. Usted participó junto con Peter Mikelsen en el Task Force 2014, al que aportó las opiniones de los árbitros. Una de las cuestiones analizadas fue el “triple castigo” de penal, tarjeta roja y sanción. ¿Cómo está el tema? El grupo comparte la opinión de que este castigo triple es demasiado. Queremos presentar una propuesta que sea lógica. Sólo si se comete una mano muy clara en la línea de gol o se produce una situación manifiesta de gol, se pitará penal y tarjeta roja. De lo contrario, será penal y amarilla. Esta propuesta se elevará al IFAB. Otro tema candente es el uso del vídeo. ¿Qué opina de este asunto? Los grandes jugadores pueden cometer errores. No les proporcionamos una repetición de la jugada ni una segunda oportunidad para marcar cuando yerran una ocasión clara. Por eso, no creo que debamos concederles a los árbitros la oportunidad de ir a ver lo que ha pasado. O sea, que estoy en contra de las repeticiones en vídeo. Pero en cuanto a la tecnología en la línea de gol, estamos ultimando el asunto. Seguro que muy pronto llegará algo que nos permita reducir o eliminar este problema, pero la decisión definitiva seguirá correspondiéndole a un ser humano. Es importante aceptar que los árbitros tengan fallos, al igual que los tienen los jugadores. Debemos cambiar de mentalidad. Ni siquiera la profesionalización de los árbitros evitaría que se cometieran errores. Otro planteamiento es el que está probando la UEFA: el quinto árbitro en las competiciones europeas. Usted mismo ha formado parte de este experimento. Llevamos haciéndolo dos o tres años, pero no es el momento adecuado para extraer conclusiones. Lo importante será verlo durante una máxima competición como la Eurocopa 2012. Es una idea muy buena, pero le falta algo. Tenemos que contar con árbitros de gran calidad. No se debe pensar que dos asistentes más ayudarán al árbitro si carecen de calidad. Todos tienen que estar a la misma altura que el titular. En un partido importante, hay que tomar muchas decisiones fundamentales en cuestión de segundos. El año que viene veremos si los linieres están preparados para ayudar al árbitro en partidos decisivos. Usted ha arbitrado en grandes ocasiones, como la final de la Liga de Campeones de la UEFA o la semifinal de la Copa FIFA Confederaciones Sudáfrica 2009. ¿Qué puede aportar su experiencia a la capacitación de los árbitros? Estoy seguro de que mi experiencia puede resultar muy útil. Tuve la oportunidad de comprobarlo en la Copa Mundial de Clubes, en Japón, donde intenté actuar de formador. Quiero brindarles mis 22 años de experiencia en el arbitraje, que comprenden 12 competiciones internacionales. El objetivo más importante consiste en trabajar de forma táctica y entender el fútbol. No queremos crear un robot. Las situaciones y las decisiones nacen de los sentimientos. Debemos conocer el reglamento del juego, pero también es muy importante su interpretación, y ésta surge de la personalidad. Queremos que el árbitro conserve su personalidad. ¿Tiene algún deseo navideño para el arbitraje? Debemos fomentar el respeto, y no sólo en el arbitraje, sino en la sociedad en general. Todo el mundo comete errores; por eso el respeto es muy importante. El respeto por uno mismo y el respeto por los demás.

jueves, 22 de diciembre de 2011

FIFA anuncia los árbitros internacionales españoles para 2012

La Comisión de árbitros FIFA ha comunicado a las distintas asociaciones nacionales los listados de árbitros internacionales para la temporada 2012, nombramientos que tendrán efecto a partir del próximo día 1 de enero.
Por lo que se refiere a España, en la lista aparecen ocho árbitros principales: CLOS GOMEZ, FERNANDEZ BORBALAN, ITURRALDE GONZALEZ, MATEU LAHOZ, MUÑIZ FERNANDEZ, TEXEIRA VITIENES, UNDIANO MALLENCO y VELASCO CARBALLO.
Asimismo, son diez los árbitros asistentes españoles que lucirán la escarapela internacional: AGUILAR RODRIGUEZ, ALONSO FERNANDEZ, CABAÑERO MARTINEZ, CALVO GUADAMURO, CEBRIAN DEVIS, DIAZ CASADO, DIAZ PEREZ DEL PALOMAR, FERNANDEZ MIRANDA, GALLEGO GALINDO y YUSTE JIMENEZ.En este apartado destaca la entrada en el listado del asistente que acompaña a MATEU LAHOZ, PAU CEBRIAN DEVIS y la salida de la lista de FERMIN MARTINEZ IBAÑEZ por imperativo de haber llegado al límite de edad.
Como Internacionales Futsal aparecen BLAZQUEZ SIERRA, GRACIA MARIN, GUTIERREZ LUMBRERAS Y PEÑA DIAZ. En Fútbol Playa EIRIZ MATA, LOPEZ LOPEZ y VILLATE MARTINEZ. Las árbitras femeninas de fútbol son FRIAS ACEDO, GIL GOZALO, MARTINEZ MARTINEZ y QUINTERO SILES y , finalmente, las asistentes femeninas internacionales son PARGA RODRIGUEZ, PUENTE PINO, ROMANO GARCIA y VILLA GUTIERREZ. La única árbitra internacional de Futsal que aparece en la lista es GONZALEZ RUANO.

martes, 20 de diciembre de 2011

Velasco Carballo, elegido para la Eurocopa 2012

El Comité de Árbitros de la UEFA lo ha seleccionado para participar en la Eurocopa que se disputará en Polonia y Ucrania. Velasco, que es el único español, ejerce como árbitro desde 1995.
El colegiado madrileño Carlos Velasco Carballo figura en la lista de doce árbitros seleccionados por el Comité de Árbitros de la UEFA para participar en la próxima Eurocopa 2012 que se disputará en Polonia y Ucrania.
La UEFA anunció hoy la relación de árbitros principales elegidos para dirigir los 31 partidos de la competición, en la que el único español incluido es Velasco Carballo, que ejerce como árbitro desde 1995.
El colegiado madrileño, que debutó en Primera división en el año 2004 y es internacional desde 2008, se dedica en exclusiva al arbitraje desde hace dos años tras renunciar a su trabajo como director de una oficina de ingenieros.
La temporada pasada, en la que fue designado por la UEFA para dirigir la semifinal de la Liga de Campeones Schalke-Manchester y después para la final de la Liga Europa Oporto-Braga, obtuvo la máxima puntuación del Comité Técnico de Árbitros (CTA) con 11,52, por delante del navarro Alberto Undiano Mallenco (11,48), que fue el representante español en el Mundial de Sudáfrica 2010.
El asturiano Manuel Enrique Mejuto González, ya retirado, fue el árbitro español que participó en la anterior Eurocopa celebrada en Austria y Suiza en 2008, donde España consiguió el título.
Junto a Velasco Carballo también figuran en la selección de la UEFA los árbitros Cüneyt Çakir (TUR), Jonas Eriksson (SUE), Viktor Kassai (HUN), Bjorn Kuipers (HOL), Stéphane Lannoy (FRA), Pedro Proença (POR), Nicola Rizzoli (ITA), Damir Skomina (SVN), Wolfgang Stark (GER), Craig Thomson (SCO) y Howard Webb (ENG).
La UEFA, que próximamente anunciará los equipos arbitrales, también comunicó los nombres de los seleccionados para ejercer específicamente como cuarto árbitro: Marcin Borski (POL), Tom Harald Hagen (NOR), Pavel Královec (CZE) y Viktor Shvetsov (UKR).
Los árbitros seleccionados por UEFA realizarán varias reuniones para preparar su participación en la Eurocopa, hasta que se trasladen a Varsovia el próximo 4 de junio. La primera será del 30 de enero al 2 de febrero, en la que recibirán instrucciones técnicas y recomendaciones físicas y la segunda del 30 de abril al 3 de mayo en Varsovia, donde realizarán pruebas físicas y revisarán la aplicación de las instrucciones técnicas.
La UEFA explicó que primera vez en la historia del Campeonato de Europa los árbitros "tendrán apoyo adicional gracias a la decisión de los legisladores del fútbol, la International Football Association Board (IFAB), de permitir que continúe el experimento con los árbitros asistentes adicionales"

Los EUROlistos, Velasco Carballo estará EN LA EUROPA


Hace escasos minutos UEFA ha publicado la lista de los árbitros que van a participar en la próxima Eurocopa en Polonia y Ucrania. Los elegidos son: Çakir, Eriksson, Kassai, Kuipers, Lannoy, Proença, Rizzoli, Skomina, Stark, Thomson, Velasco y Webb. Las sorpresas han sido pocas, aunque no por ello vamos a dejar de comentar la lista. Por orden alfabético:

Supongo que una de las decisiones difíciles era entre Çakir y Moen, los dos jóvenes y con poco tiempo en la categoría Elite. Finalmente UEFA ha escogido al turco. No es una mala elección, aunque yo hubiera decidido lo contrario. Çakir es bueno, pero Moen también. Que no se le ocurra a nadie decir que es muy joven, ya sé leer. Veré al noruego en Brasil, y al turco, pero ahora dejadme que sólo esboce media sonrisa. Nos quejábamos por aquel entonces de la elección de Webb en 2008 y la de Lannoy para el Mundial de 2010 porque hacía muy poco que habían ascendido a la élite europea, pues entonces es de justicia hacer lo mismo con Çakir.

Sonrisa y media con Eriksson y Kassai, el primero devolviéndole al arbitraje sueco el puesto que alguien le quitó, y no me refiero a Hansson. Temporadón del sueco y, como ya hiciera Fröjdfeldt, cuidado porque puede dar la sorpresa. Poco que añadir sobre el húngaro Kassai, un fijo en las quinielas de todos.

Sonrío y dejo de hacerlo con los dos siguientes: Kuipers y Lannoy. Lo hago con el primero, a quien veo como un gran árbitro que va a hacer grandes cosas. Es joven y tiene talento, UEFA lo ha reconocido. Dejo de sonreir con el francés, no por el idioma, que lo pronuncio de maravilla, pero sí por Lannoy. Ya dije que iría a la EURO, pero no quería pensarlo, todo lo valiente que ha hecho Collina lo pierde con esta decisión. Por el bien de la Comisión de Arbitraje y por el mejor vendemotos del mundo, quiero que a Lannoy le salga un buen torneo. Lo deseo de todo corazón.

Uno de los duelos del año ha sucedido en Portugal. Creo que el deseo generalizado de todos era ver a Proença y su gomina pasando frío, y finalmente así ha sido. Benquerença ha estado lesionado y cuando ha arbitrado, tampoco ha rendido a su máximo nivel. Veremos qué pasa de caras a 2014, quizás no vaya ninguno de ellos, no hay que olvidarse.

Rizzoli y Skomina son los siguientes. También estaba bastante claro: muy claro en el primer caso y claro en el segundo. Rizzoli es un muy buen árbitro, el número uno italiano y viene de hacer un muy buen año con Mundial de Clubes incluído. Pesará que Rosetti dirigiera la pasada final? Skomina es un joven que, a diferencia de Çakir, ya ha demostrado muchas cosas. Me gusta que esté ahí aunque seguramente sólo dirija dos partidos de la fase de grupos. Será una muy buena experiencia para Brasil.

Oh my God! En Alemania saltaban chispas, y aunque yo escogiera a Brych, me alegro mucho que finalmente sea Stark (foto). Creo que Felix es mejor que Wolfgang, pero también el veterano puede aportar mucho. Seguramente para el Mundial el agraciado sea Brych, con total merecimiento, pero espero que Stark disfrute de su primer y último gran torneo de selecciones UEFA.

El escocés Craig Thomson era otro de los que poquito a poco se ha ido ganando el respeto de todos. No me quiero apuntar el tanto, yo dije que iría, pero también quiero recordar que dije, hace algunos años, que era el peor árbitro europeo preseleccionado para Sudáfrica. Bien, a mi gusto no ha mejorado mucho, pero si lo designan para partidos importantes y él responde, me parece muy correcta su designación. Además está por ahí su colega Dallas. Pero dos partidos y para casa, porque hay mejores árbitros que él.

Llegan los nuestros: Undiano y Velasco. Gracias a los dos por ser unos enormes árbitros y unos dignos representantes para la Eurocopa. Mucha fuerza para el navarro y al madrileño desearle un feliz torneo. Medina-Mejuto; Undiano-Velasco...sólo puede ir uno, se veía venir que era Velasco, pero nuestro orgullo radica en saber que sea quien sea nuestro representante, va a hacer un gran papel. Para 2014 nos espera otra apasionante lucha.

Cierra la lista el inglés Webb. Otra designación que me ha desconsolado. Lo cierto es que Atkinson tampoco es un árbitro por el que tenga especial predilección, pero estoy ya cansado del policía, de su estilo cobarde. Además, si no hace algún error notorio, va a estar en las instancias finales del torneo, y eso ya sería preocupante, porque los jugadores podrían salir al campo con cascos, chalecos antibalas (o antipatadas de karate). No queremos eso, los futbolistas también están en crisis y no hay dinero para gastar en esos extras. Atkinson no está ni preseleccionado para Brasil, qué os costaba darle un empujoncito, ya te vale Elleray, ya te vale.

La lista de cuartos árbitros la componen: Marcin Borski (Polonia), Tom Harald Hagen (Noruega), Pavel Kralovec (República Checa) y Viktor Shvetsov (Ucrania). Borski y Shvetsov están ahí por ser y no por merecer, una pena. Cómo un árbitro de segunda categoría va a suplir a un árbitro de élite, impensable. Hagen ocupa el hueco de Noruega, a quien no le ha tocado árbitro principal. Que Moen no esté envuelto y sí Hagen es, de nuevo, rocambolesco. Merecidísima designación del checo, ascenso en breve.

Para terminar, comentar que en esta Eurocopa se va a seguir con el experimento de los asistentes adicionales, por lo que en enero de 2012 se van a publicar los quintetos definitivos. Quién va a acompañar a Stark? Veremos a colegiados Elite como adicionales? Estas y otras preguntas, a partir del nuevo año.

lunes, 19 de diciembre de 2011






Nueva indumentaria    
La FIFA estudia cambiar la  regla 4 para permitir que  las mujeres, ya sean jugadoras y arbitras, puedan llevar hiyab en la cabeza cuando jueguen partidos oficiales.

Promotor de la idea           
El príncipe Ali Bin Hussein de Jordania, de 35 años y el miembro más joven del comité ejecutivo del organismo, realizó una presentación ante los miembros en una reunión el sábado en Tokio y recibió luz verde para presentar el caso cuando el Consejo Internacional, el órgano legislativo de la FIFA, se reúna en marzo en Reino Unido. Bin dijo que lucharía para que el Comité Internacional de la Asociación de Fútbol (IFAB por sus siglas en inglés) apruebe un pañuelo seguro y con   velcro para las jugadoras y árbitros y les pidió que reconsideren la norma cuando se reúnan el 3 de marzo próximos.

Indumentaria crucial
El hiyab es un código de vestimenta femenina islámica que establece que  las mujeres deben cubrirse la mayor parte del cuerpo y que en la práctica se manifiesta con distintos tipos de prendas, según zonas y épocas. La importancia y el significado del hiyab es diferente según el medio sociocultural de que se trate y según la época histórica. Aunque actualmente se fundamenta su uso en el islam, no es algo específicamente islámico: en muchas partes del mundo las mujeres cubren la mayor parte de su cuerpo. Dentro de la cultura árabe, hay que decir que el hiyab existía ya en la Arabia preislámica como signo de respetabilidad, pues entre otras cosas distinguía a las mujeres libres de las esclavas.

Nueva cultura
“Voy a presentar el caso en la  próxima reunión del IFAB, dijo Ali Bin, este problema afecta a millones de mujeres en todo el mundo y es crucial. Es algo que garantiza la seguridad de las jugadoras, respeta y promueve la cultura del fútbol para todas las mujeres sin discriminación alguna", señaló. La FIFA  estudiara la posibilidad de cambiar sus leyes para permitir que las mujeres puedan vestir el 'hiyab' o el pañuelo, prendas que cubren la cabeza, cuando juegan partidos oficiales, pues hasta ahora esta prenda no está permitida.

Equipamiento básico
El reglamento de la FIFA habla del equipamiento "básico" de los jugadores y la regla 4 de las leyes del futbol  establece que ningún jugador debe usar un atuendo o equipamiento que resulte peligroso para sí mismo o cualquier otro jugador, incluyendo cualquier tipo de joyas. Indica además que el "equipamiento básico" consta de camiseta, pantalón corto, calcetines, botas y espinilleras. Aunque el hiyab no forma parte de esa indumentaria muchas mujeres lo usan yendo en contravía a lo establecido, es por esta causa que se quiere introducir como parte del equipamiento.

domingo, 18 de diciembre de 2011

DEL COMITE DE ENTRENADORES

Si al Arbritro
RECOPILACION DE UN ARTICULO DEL C. DE ENTRENADORES, QUE TIEMPOS AQUELLOS.........
(Julio 1979)

NO es el árbitro, o debe serlo, el enemigo que hace imposible el juego. Sino el juez y la persona que posibilita el reglamento y permite que el fútbol se desarrolle en todas sus posibilidades, que son muchas.

El árbitro se ha convertido en tema del fútbol. Cuando en realidad no debería haber alcanzado la categoría de personaje. Entre unos y otros, también entre los árbitros, estamos contribuyendo a que no sea precisamente el reglamento quien presida el juego sino los mil y un sucesos que jalonan cada partido. Unas veces será el público, otras los malos modos de los jugadores, otras las presiones ambientales estimuladas por los que escribimos, otras por la incompetencia de los jueces auxiliares desde la banda o por los mismos árbitros, quienes estamos entorpeciendo una tarea, la de arbitrar, necesaria, difícil pero ni mucho menos imposible.

Y este tema o problema arbitral existe desde que el fútbol es fútbol. No es de ahora. La fotografía rancia del fútbol de hace varios años, la de las intervenciones de Pedro Escartín, nos lo confirman. Parece como si en esto del fútbol nunca rodara la pelota a gusto de todos.

Los entrenadores tenemos mucho que decir y mucho que exigir a nuestros jugadores en el comportamiento correcto dentro y fuera del terreno de juego. Y por lo que se refiere a las relaciones con los árbitros la exigencia debiera ser sin reservas. La autoridad y el ejercicio de esa autoridad es algo que no debe quedar en entredicho, no debe discutirse por nin- gún futbolista. Y, sin embargo, el espectáculo que a veces contemplamos en los campos de fútbol es bochornoso. Siempre habrá buenos y desacertados arbitrajes, como hay jugadas geniales que permiten ganar un partido y torpezas mayúsculas que causan las derrotas sin necesidad de atribuir el éxito conseguido a que un árbitro esté comprado o a que un árbitro pite contra el equipo que perdió el partido. Lo fácil es escamotear la propia responsabilidad y sacudirse el fracaso sobre las espaldas del árbitro, como fácil será a su vez el que los directivos cambien sin ton ni son a sus entrenadores cuando los resultados no le son propicios. Siempre es «el otro» el que tiene la culpa.

Por eso hemos traído esta sección aquí como cierre de la revista El entrenador español. Y le hemos concedido a Sánchez Ibáñez su parcela de comentarista, como profesor de la Escuela Nacional de Entrenadores. Para que también sean los árbitros los que con nosotros hagan posible este espectáculo magnífico que es el fútbol. Para que entre todos acertemos en la definición de lo que está permitido o no está permitido. Para que desaparezcan en lo posible todas esas interpretaciones subjetivas-arbitrarias, que no arbitrales, que tanto confunden a la opinión pública.

El árbitro no es enemigo del entrenador como no lo es el entrenador de la federacion. Lo que sea después será cuestión personal pero que no está justificada por el reglamento. Si el árbitro, en primer término, es un posibilitador del reglamento y el reglamento es el que hace posible el fútbol y del fútbol vivimos los profesionales que a él nos dedicamos, es fácil concluir que o entre todos nos responsabilizamos de este fútbol tan controvertido ahora y siempre, o lo zarandeamos más aún con el peligro de que algún día se nos quede sin fuerzas de tanto batacazo.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Entrevista - Victoriano Sánchez Arminio


Mi primera preocupación se disipó en cuanto vi a los primeros miembros del Comité Técnico de Árbitros: la corbata. Toda la noche anterior estuve sopesando si ponérmela o no. Al final, mi vergüenza a las risas de mis compañeros de trabajo pudieron con la idea que tenía de cómo presentarme ante el presidente del CTA. Fui sin corbata. Y acerté. Uno está acostumbrado a ver a los árbitros en la tele, vestidos de corto o con corbata; fotos de federativos en actos públicos y no tan públicos; en fin, que supuse…

Nada, decidí. Sin corbata. Si me echaban de allí, por lo menos me llevaba una visita a los exteriores de la Ciudad del Fútbol de la RFEF, una conversación con los de seguridad de la entrada y un paseo por toda Las Rozas, carreteras aledañas incluidas, gracias a mi pericia para no conectar el navegador GPS cuando debía. Incluso pude atisbar, a través de unos ventanales, la planta baja del edificio que alberga el sancta sanctorum del arbitraje español. Poco era, desde luego, pues las oficinas están en la planta alta, pero ahí estaba.

Tras salir del ascensor, sonreí. Ya podían echarme, que tenía todo lo que quería: había llegado hasta allí sin problemas de tráfico, había conocido un nuevo pueblo y tenía ante mis ojos una oficina más bien funcional, que era el CTA porque allí me había dirigido, pero que también podría haber sido una empresa de importación-exportación, como se decía antes.

Estaba nervioso, no voy a negarlo. Mis comentarios sobre el CTA en este blog no han sido todo lo benévolos que ellos querrían, ni todo lo maliciosos que se pueden leer en otros sitios, también es verdad, pero cuando el secretario general me recibió con una sonrisa y me enseñó todo aquello, volví a ponerme las gafas. Sí, me las había quitado. Nunca se sabe qué me podía pasar y no está la economía como para ir tirando pares de gafas así como así.

La visita empezó en la sala de juntas, donde junto al televisor de pantalla plana en el que los miembros del comité ven a sus árbitros, me encontré con una maravillosa colección de fotos de nuestros árbitros internacionales. Allí estaban Mateu, Clos, Burrull, pero también García Fernández, Escartín Morán o González Echeverría. Me imagino que os dará risa leer esto, pero por fin pude ponerle cara a muchos nombres con los que convivo desde hace años.

Y así, entre saludos y presentaciones a vocales del comité, asesores jurídicos y el escaso personal que quedaba en el comité, además de un vistazo rápido al sillón desde el que Pedro Galán dirige a nuestros árbitros de fútbol sala o el lugar donde Manuel Díaz Vega se inventa una nueva prueba física con la que castigar a sus chicos, llegamos a La Puerta. Ahora mismo la recuerdo roja, con una pequeña placa de plástico donde dice Presidencia, pero no lo puedo asegurar, porque la duda sobre la corbata me volvió a asaltar.

Lo primero que hice cuando entré en el despacho de don Victoriano Sánchez Arminio fue mirar hacia la esquina opuesta y cerrar los ojos. Allí estaba, tras su mesa, la maldita corbata. Por suerte, siguiendo el consejo de mi mujer, acudí a la cita con americana. De pana, eso sí, que da una imagen mucho más intelectual. No lo puedo describir muy bien, pero haceos una idea: yo, mi americana de pana, mis gafas, mi cuaderno de rayas, un portaminas y varios folios llenos de preguntas para lo que se suponía que iba a ser la entrevista de mi vida.

De mi vida, fue, desde luego, aunque tengo serias dudas sobre lo de entrevista. Fijaos como sería, que es imposible que la transcriba en modo pregunta/respuesta. Así que, simplemente, os contaré lo que ocurrió en aquel despacho del Comité Técnico de Árbitros, donde Victoriano Sánchez Arminio desplegó toda su experiencia como comercial, allá por su tierra hace tantos años, para engatusarme y tejer una tela de araña a mi alrededor. Ya os habréis empezado a reír, pero a mí no me hizo tanta gracia. Joder, que le compré la enciclopedia y me dejé la mitad de preguntas sin hacerle. Y eso es poco profesional, ¿verdad?

A partir de ahora mezclaré mis impresiones, mis supuestas preguntas y sus respuestas, sin orden ni concierto. Saltaremos de un tema a otro, volveremos a algo anterior y dejaremos algún asunto inconcluso, porque así son las charlas, que no las entrevistas. Por cierto, para los malpensados, solo aquello entrecomillado podréis achacárselo al presidente: son sus palabras y así quedarán escritas. Todo lo demás es culpa mía.

Tras sentarme, sacar mis bártulos de plumilla advenedizo y echar un vistazo alrededor, empecé con la pregunta obvia en un martes post-clásico.

“Muy bien, muy bien”.

Si había esperado que el presidente me hiciera una lista con los errores de Fernández Borbalán, puedo seguir esperando.

“Hizo un arbitraje muy bueno”.

Lo intenté un poco más.

“Sí, es verdad, pudo fallar en alguna jugada, pero la impresión general fue muy buena. Supo estar en su sitio. ¿Fallos? ¿Por qué siempre nos quedamos con los fallos? A mí no me importa la crítica. Incluso me gusta si es constructiva, pero también me gustaría que se resaltaran los aciertos del árbitro. Nadie habla de los aciertos. Por eso me vi obligado el domingo a hablar en la prensa, para decir lo que nadie había dicho, que Fernández Borbalán estuvo muy bien en el clásico”.

Le pregunto por un supuesto fuera de juego en el segundo gol del Barça, que parece que es lo que está llenando en las últimas horas las pantallas de los ordenadores.

“¿Fuera de juego? El que conoce la regla, la nueva regla, no puede hablar de fuera de juego. No podemos estar siempre detrás del árbitro. A ver dónde falla, a ver qué se le ha olvidado. Pero si a veces ni siquiera se ponen de acuerdo los periodistas tras ver la jugada varias veces en televisión”.

Al presidente se le nota cabreado con este tema. No entiende la presión a la que el ‘entorno’ somete a los árbitros. Bueno, o sí la entiende, y eso es mucho peor.

“Es que ni siquiera contrastan las informaciones. Escriben o dicen lo que quieren sin comprobar si están en lo cierto o no. Aunque es normal, porque cada vez hay menos información deportiva”.

¿Demasiada opinión?, le pregunto.

“Sin duda, ahora todo es opinión. Pero una opinión de aficionado, de seguidor de un equipo, en la que es más fácil atacar al árbitro que hacer autocrítica”.

Aquí dice algo sobre lo que ya ha hablado en otras ocasiones.

“Fíjate en que el árbitro es el único participante en el fútbol que no tiene afición, nadie le apoya y nadie quiere comprender cuál es su labor”.

Pero don Victoriano, algún hilo tendrán con los medios, ¿no? Ante alguna campaña concreta contra algún árbitro, podrán hablar con ellos y explicar su postura.

“No, no tenemos ninguna relación con ningún medio. Si acuden a nosotros, les atendemos; pero no somos nosotros los que vamos a hablar con ellos”.

No seré yo quien defienda a los periodistas deportivos españoles, pero pongo en duda que todos sean tan malos, a ver por dónde sale el presidente.

“Hombre, todos malos no son. Hasta que nos dejó, mi relación con mi paisano [Juan Manuel Gozalo] era muy buena. No siempre estábamos de acuerdo, pero se podía hablar con él y siempre escuchaba. Luego decía lo que quería, pero se preocupaba de preguntarnos nuestra opinión”.

¿De las nuevas generaciones?

“Ramón Fuentes y Miguel Ángel Álvaro son dos periodistas que me gustan. Cuando escriben de nosotros lo hacen con respeto, aunque tengan que criticarnos”.

Isaac Fouto, me atrevo a añadir yo, metiéndome por medio de su discurso.

“Claro, claro, otro igual. Pero son muy pocos, entre todos los demás”.

El presidente da esta batalla por perdida. Los medios son lo que son y hacen lo que hacen. Y por mucho que lo intenten los árbitros, no van a cambiar. Le recuerdo al presidente por la prohibición de hablar que tienen los árbitros y si eso no les está perjudicando.

“En absoluto. A lo de la prohibición y a lo de que les perjudique. Los árbitros pueden hablar cuando quieran, siempre que no sea de cuestiones técnicas”.

Por cuestiones técnicas entiendo jugadas concretas, pero le recuerdo al presidente que ese ‘pueden hablar’ implica que hay algo detrás, que alguien vigila lo que dicen.

“No, no. Verás, la prohibición de hablar, si quieres llamarlo así, vino de ellos. En una reunión me dijeron ‘Presi, queremos que saques una circular con esto y con esto’. Y me pareció bien. Salió de ellos. Se dieron cuenta de que los medios solo les quieren para crear más polémica, que solo quieren hablar de lo negativo y de que sus declaraciones les perjudican más de lo que les favorecen. Esa era mi idea anterior, pero esta vez fueron ellos los que se autoimpusieron el silencio”.

Vaya, pensé, los árbitros discuten entre ellos y plantean cosas al presidente.

“Sí, hombre, sí. En las reuniones me gusta mucho que hablen, que opinen. Estos árbitros están muy preparados, como árbitros y como personas, y entre todos surgen buenas ideas”.

Hablando de la prensa no puedo obviar un tema que ya cansará a los que leéis habitualmente le blog: los comentaristas arbitrales.

“No hay peor cuña que la de la propia madera”.

Ahí alzo las cejas, porque no es normal tirar piedras contra el propio tejado, aunque sean expiedras o extejados.

“Por lo general están muy desfasados. No conocen a fondo las nuevas normas. Pueden habérselas leído, pero no han estado en nuestras reuniones donde las analizamos, las estudiamos y decidimos unificar una solución a cada jugada. Algunos comentan con reglamentos y actitudes de hace muchos años. Hace poco oí algo a un exárbitro… Pero, por favor, si eso hace años que no está en vigor”.

Por ahora la entrevista va bien, me está diciendo lo que yo quiero oír, o sea que todos contentos.

Le comento medio en broma que antes de ir a verle, pregunté a varios árbitros sobre Victoriano y que había dos frentes: los que le tachan de ‘padre’ y los que lo hacen de ‘padrazo’. ¿Cómo se consigue eso siendo el tipo que decide quién sigue arbitrando y quién no? Me oye, medio sonríe y hace un gesto como de no saber por qué lo dicen.

“Quizá porque soy así, quiero ser como un padre para ellos. Les mimo, les mimo y les castigo. Les digo todo lo que tengo que decirles; si hay que darles un palmadita en la espalda, se la doy; si tengo que salir en la prensa a defenderles, lo hago. Y cuando les llamo y les digo ‘vas a estar un mes en el banquillo’, también lo hago. Y les explico por qué. Y ellos pueden estar de acuerdo o no, pero entienden por qué lo hago. Yo les mimo, pero con rectitud. Siempre busco lo mejor para la persona y me gusta discutir con ellos”.

Ya sé que es poco creíble, por el timing, pero ocurrió tal como lo cuento: mientras defendía su papel de ‘padre’, recibió una llamada y tuvo la amabilidad de dejar puesto el altavoz para que yo la oyera. Era de un árbitro que tras mucho tiempo lesionado, con operaciones incluidas, había conseguido entrenar sin sentir ningún dolor. Debo añadir que al árbitro se le oía muy emocionado.

“Me alegro mucho, mucho. Tú ahora tranquilo, ¿me entiendes? No pienses en nada, ni en temporada ni en nada. Solo piensa en entrenar tranquilo, poco a poco. Tú temporada ya está hecha. Lo que quiero es que cuando vuelvas estés al 100% y sin dolores. Si arbitras este año, mucho mejor, pero ve poco a poco, sin prisas. Sabes que estoy aquí cuando lo necesites, así que no pienses en nada más”.

Ahí terminó la conversación. El árbitro volvió a compartir su alegría con el presidente, este volvió a tranquilizarle una vez más, se felicitaron las próximas fiestas navideñas y yo comprendí perfectamente eso de ‘padre’. Lo de ‘padrazo’ no, porque no le cantó lo de ‘sana, sana, culito de rana’, pero quizá porque no le tenía a mano, que si no…

“¿Ves? Esto es lo que te decía, yo soy así. Me preocupo mucho por mis chicos. Eso sí, cuando hay que dejarlos en el banquillo, soy el primero en llamarles. Y en explicárselo”.

Sí, eso parece, le digo, pero ante el comité de competición o de apelación no les defiende tanto.

“Ay, los comités. Qué difícil nos lo ponen. ¿Que no les defiendo? Solo el presidente de la RFEF sabe la de veces que le he pedido que haga algo. Esto no puede seguir así. No puede ser que nos hagan esto”.

¿Que les dejen con el culo al aire?

“Exacto, eso es. ¡Es que hasta nos están pidiendo que hagamos valoraciones en las actas! Eso está prohibido, pero nos lo piden. Quieren que además de decir qué ha pasado digamos por qué ha pasado. Eso es su trabajo. Que lo hagan ellos. Que recurran a la televisión, a los vídeos, pero nosotros no podemos estar valorando cada jugada. Suficiente tenemos con verlas”.

El presidente se está refiriendo, sin duda, al tema tan actual de la quinta amarilla.

“El árbitro solo puede amonestar al jugador si considera que debe hacerlo. Luego debe ser el comité el que decida si ese jugador ha provocado la tarjeta o no. Ellos son los que saben de leyes”.

¿Y qué se puede hacer ante eso?

“Lo único que le pido al presidente de la RFEF es que los comités sancionen pensando en el fútbol, pero no solo en el fútbol profesional, sino en todo el fútbol. El fútbol base, el de niños, cada vez lo tiene más difícil por culpa de muchas de sus sanciones. Los árbitros de fútbol base cada vez se quejan más de que los jugadores imitan demasiado a sus ídolos y como el comité no actúa contra ellos, los pequeños se ven legitimados en sus actitudes. Esto tiene que cambiar, aunque no sé si lo conseguiremos. Por ejemplo, el tema de los codazos. Se está pasando de un fútbol de patadas a un fútbol de codazos, quizá porque los árbitros ya controlan muy bien lo que ocurre de cintura para abajo. Por eso ahora utilizan más los brazos. Los árbitros saben cuándo hay que amonestar y cuándo hay que expulsar, pero si luego llega el comité y rebaja las tarjetas… Ahí ya no podemos hacer nada, salvo quejarnos. Y seguir viendo codazos”.

Veo que este tema calienta al presidente y tampoco es mi intención cabrear a quien tan bien me ha recibido en su casa, así que cambio el tercio. Aprovechando que ha hablado del fútbol base y de sus árbitros, le pregunto por esos árbitros jóvenes que quieren llegar arriba. ¿Qué necesitan?

“Ante todo ser buenas personas”.

Esto es lo último que me esperaba. Después de leer tanto sobre psicología arbitral, control de partidos, forma física… Le pido una explicación.

“Si no estás formado como persona, no puedes ser buen árbitro. Por supuesto, necesitamos árbitros muy bien preparados físicamente, porque el fútbol actual así nos lo pide. Deben conocer el reglamento al dedillo, todas sus leyes y todas sus trampas. Pero, para mí, lo importante es la persona. ¿Cómo se comporta como árbitro? Se sabe las reglas, ¿pero tiene la inteligencia de saber aplicarlas a ese partido en concreto? ¿Sabe lo que tiene que hacer y no hacer dentro y fuera del campo? Además, algo que me parece importantísimo en un árbitro: que sea valiente. Yo la valentía la valoro mucho”.

¿Pero a qué se refiere en concreto?

“Los árbitros jóvenes tienen que entender que cuando van por ahí no son árbitros. Son representantes de un colectivo y que lo que ellos hagan puede repercutir en todos los demás. Si un árbitro llega desaseado a un partido, eso influye en la imagen que la gente tiene de los árbitros en general. Si un árbitro sale todos los días de fiesta, o se le ve borracho por su pueblo, la gente no está viendo a un señor borracho, está viendo a un árbitro borracho y de ahí a pensar que todos son iguales va muy poco”.

¿De ahí tanta atención a la estética arbitral, a los protocolos para sacar tarjetas o mover la bandera?

“Claro, claro. Yo lo que quiero es que todos actúen de la misma forma, empezando por abajo. Así, cuando salen fuera de España, que todos puedan decir ‘este viene de España, ¿ves cómo hace esto o lo otro?’”.

Entiendo al presidente, pero le recuerdo que por la tele solemos ver a árbitros de élite con anillos o cadenas al cuello, asistentes que pasan la bandera por encima de su cabeza o que corren con la bandera en la mano cambiada… Me interrumpe.

“Pero no creo que tu veas hacer eso a los españoles. Aquí les inculcamos desde jóvenes unas maneras a la hora de arbitrar. Cuando llegan arriba llevan tantos años haciéndolo así, que no les supone ningún esfuerzo. Yo busco una uniformidad arbitral. ¿Qué es eso de llegar al campo con los auriculares puestos?”.

¿…?

“Sí, eso ha pasado y no me gusta nada. Puede parecer que me quiero meter en la vida de la gente, pero no. Solo quiero que un árbitro parezca un árbitro, no alguien más que va a un campo de fútbol. Si quieren respeto de los jugadores y de los aficionados, tienen que ganárselo en todas las facetas de la vida”.

Quizás a esto se refiere cuando habla de ‘ser buenas personas’. Tal vez es un concepto, como lo ve don Victoriano, un poco anticuado, pero es su concepto. A lo mejor tampoco pide tanto.

“Solo pido que cuando estés en los alrededores de un campo de fútbol, la gente te vea y pueda decir ‘ese tiene que ser el árbitro’”.

Visto así, quizá tenga razón. O quizá no, pero él es el que manda y lo quiere así. Y lo explica, que es lo importante. Intento que me cuente un poco más qué es lo que quiere.

“Quiero que los árbitros comprendan el espíritu de las Reglas del Juego y que las sepan aplicar en el campo, según cada circunstancia. La regla es una, pero el contexto de la jugada puede cambiar. Ahí es donde se ve quién es un buen árbitro: el que sabe adaptarse a cualquier circunstancia y actúa en consecuencia. Y si además acierta, llegará a lo más alto”.

El presidente me da pie a la siguiente pregunta, donde empiezo a pisar terreno resbaladizo. Ya que habla de llegar a lo más alto, le hablo de las quejas que hay por la base, de que no siempre suben los mejores, del enchufismo, de la cantidad de buenos árbitros que penan en 2.ª B…

“Aquí tenemos que diferenciar categorías. Yo solo tengo competencias desde 2.ª B hacia arriba. Lo que ocurra abajo puede gustarme o no, pero ahí no puedo meterme. Te puedo asegurar que en lo que a mí compete, siempre suben los mejores. O los que yo considero mejores. Bajar es otra historia, pero ascender, ascienden los mejores. Eso te lo digo con seguridad”.

Ya, pero a veces se habla de que si me tienen manía, de que si ese les cae mejor.

“El árbitro bueno siempre destaca. Tal vez no cuando él quiere o cree merecerlo, pero si alguien es buen árbitro va a ascender. Es cierto que en 2.ª B hay 120 colegiados y solo seis ascensos, como mucho, por lo que a veces se hace difícil decidir quién sube a 2.ª, pero ten claro que los que ascienden son igual de buenos o más que los que no lo hacen. En ese sentido estoy tranquilo. Puedo tener un criterio equivocado, pero soy consecuente con él y los árbitros lo saben. Si un árbitro destaca y lo hace varias temporadas, acabará subiendo. Lo primero que le dije al presidente de la RFEF cuando me ofreció este cargo es que conmigo, en los ascensos, no habría política. Subirían los mejores sin pensar en ninguna circunstancia externa. Y el presidente me apoyó”.

Una decisión difícil, sin duda. Como la que tiene que tomar el presidente cada julio, cuando decide quién sigue y quién no, quién sube y quién baja.

“En esos días no duermo. Con esto te lo digo todo. Es lo más duro de todo el año. Decidir quién baja y por qué. Lo importante es marcarme un criterio sobre cómo quiero que sea la plantilla de primera y ser consecuente, pese a quien pese. Es muy duro llamar a un árbitro y decirle que le vas a descender y que él te conteste ‘presi, si solo me queda un año’. ‘Lo sé, pero necesito tu plaza’. ‘Pero…’. ‘Lo siento, tú ya sé lo que me vas a dar en el año que te queda y lo que quiero ahora es probar a alguien nuevo a ver si me da algo distinto’”.

El presidente tiene una idea de cómo quiere que sea la plantilla y a ella se atiene.

“Pasa lo mismo con los internacionales. ¿Para qué quiero yo diez internacionales si luego UEFA y FIFA solo tiran de cuatro o cinco? ¿Qué hacen los demás? Pues les quito la escarapela y se la doy a un joven, que a lo mejor tiene más suerte. No es que sea mejor o peor, es que tiene más suerte. Para el Mundial solo tenemos a dos candidatos, y eso no lo quiero. Yo quiero más españoles con posibilidades de llegar a un Mundial. Y eso se hace cogiendo gente joven, con ganas”.

¿Entonces González González [que fue 10.º en la última clasificación] será internacional en enero?

“No”.

Otro alzamiento de cejas por mi parte.

“Pero lo puede ser en septiembre. El año que viene nos quedaremos con siete internacionales, al irse Iturralde, y lo que me gustaría es que tres jóvenes completaran la plantilla”.

Decido cambiar de tercio y hablar un poco del pasado. Don Victoriano llegó a la presidencia del CTA en 1993 y por ahí empiezo.

“Cuando llegué me encontré con una plantilla de 32 árbitros con una media de edad de 43 años. Eso había que cambiarlo”.

¿La plantilla, la edad?

“Todo. Yo llegué al CTA con unas ideas y fue duro ponerlas en práctica. Fíjate en que la mayoría de árbitros de primera habían sido compañeros míos hasta hacía cuatro años. Fue duro tener que decirles a algunos que tenían que dejarlo. Algunos árbitros fueron muy duros conmigo. Alguien me dio seis meses de vida en el puesto, porque las medidas iban a ser muy impopulares. Hubo otro que confiaba más en mí y me dio un año. Ya llevo 18, no me fue tan mal”.

Pero nada más llegar a este sillón, ¿qué fue lo primero que pensó hacer? ¿Qué fue lo prioritario para usted?

“La edad. La plantilla de entonces, con 43 años de media, era muy veterana. Lo primero que tenía que hacer era rebajar esa media. Y para eso tenía que decirle a alguno de mis compañeros más veteranos que ya había llegado su hora y apostar por gente joven, muy joven. De ahí salieron los Daudén, Mejuto, Megía, Iturralde, Carmona… Esa fue mi idea desde el principio. Piensa que si la plantilla es muy ‘vieja’, los jóvenes que vienen por atrás se estancan, no ven la forma de subir, porque no hay huecos. Y los veteranos se acomodan demasiado. Se dedican a cubrir el expediente. Hay que crear retos a todos: los jóvenes, que ven futuro, y los veteranos, que saben que en cualquier momento pueden descender”.

¿Y ahora cómo andamos?

“La media actual es de 39 años y bajando. Este año se retiran Iturralde y Turienzo, y como la edad media en 2.ª división es de 31 años, seguro que va a subir gente joven. La plantilla tiene que rejuvenecerse y solo se puede hacer así”.

Pero eso es difícil, con tan pocos árbitros en primera.

“Pues hay que intentarlo. La plantilla tiene que ser corta para que todos puedan arbitrar muchos partidos. Si un jugador juega poco, cuando lo hace no está en óptimas condiciones. A los árbitros les pasa igual. Cuando yo llegué, había árbitros que pitaban una vez al mes, incluso menos. Eso no es tolerable. Un árbitro así no está preparado cuando le llega la hora de saltar al campo. Quiero a los árbitros metidos cien por cien en la competición. Si por mí fuera, pitarían todas las semanas, aunque eso sería imposible. Creo que tal como está ahora estamos bien. Nos permite suplir a los que salen fuera de España, a los que se lesionan… Es un buen número”.

¿Y cómo ha cambiado el arbitraje español desde que usted fue nombrado presidente del CTA?

“Además de la edad y la longitud de la plantilla, que fueron mis ideas prioritarias, puse en marcha un proyecto que todavía continúa. Mi idea era profesionalizar el arbitraje. O el entorno del arbitraje, mejor dicho. Creé un equipo técnico con médico, preparador físico, director técnico, más reuniones anuales en buenas condiciones, hoteles, campos de entrenamiento…”.

Ah, esto está mejor, entramos en harina. El presidente sigue describiendo qué ha aportado él al arbitraje español en estos años.

“Hice algo que creo muy importante. Creé relaciones entre los comités territoriales y el CTA. Todos remamos en la misma dirección. Hombre, puede haber roces y rencillas, pero todos tienen claro qué quiere el CTA de los árbitros que vienen de abajo y que si no se atienen a esas pautas no tendrán representación en las categorías de arriba. Hace poco un presidente me acusaba de poner exámenes a 2.ª B para cargarse a la gente. No, eso sí que no. Yo querría que aprobaran los 55 que van al curso y que la presión de decidir recayera en mí, pero no es posible. Hay árbitros que suspenden y ahí no puedo hacer nada”.

Hablaba de relaciones con los comités, ¿cómo lo hizo?

“Se amplió la comunicación con ellos, les ofrecimos ayuda. Les empezamos a enviar material audiovisual, vídeos de FIFA, todo lo que podemos”.

Nos hemos desviado del tema, como tantas veces a lo largo de la tarde, pero pronto volvemos a donde lo dejamos.

“El CTA marca unas pautas. ‘Queremos que nos lleguen árbitros con estas características. ¿Tenéis alguno? Mandádnoslos y veremos si valen’”.

Con esas características, ¿se refiere a las que hemos hablado antes, buenas personas, valentía, forma física, conocimiento del espíritu de las Reglas?

“Por supuesto, todas esas. Y que sepan trabajar en equipo. A mí no me vale de nada un árbitro que va por libre. Puede ser muy bueno, pero si entre todos decidimos juzgar una jugada de un modo, no es normal que alguno se salga de la norma, eso no da una imagen seria del colectivo”.

¿Más cosas que querría destacar de estos 18 años como presidente?

“Los asistentes. He hecho mucho hincapié en mejorar la labor y la preparación de los asistentes. Hoy, y lo digo sin sonrojarme, tenemos los mejores asistentes del mundo. Tanto en su fiabilidad como en su uniformidad. Todo el mundo me lo reconoce. Los asistentes españoles fallan muy poco, juzgan bien jugadas muy difíciles y cumplen su labor de equipo”.

Ya se va haciendo tarde y tengo alguna pregunta más. Bueno, tengo muchas, pero creo que va a ser imposible poner todas encima de la mesa, así que empiezo por algo que me interesa: Medina Cantalejo.

“Luis Medina está haciendo una labor importantísima para mí. Está seleccionando a los árbitros del futuro. Antes te decía que subir solo suben los mejores y ver eso es fácil en primera, con 20 árbitros. Sin embargo, en 2.ª B, con 120, es mucho más complicado. Lo que ha hecho Medina es crear un grupo de trabajo, de ojeadores, podríamos decir, que controlan a todos los árbitros de la categoría. Según va avanzando la temporada van seleccionando a aquellos a los que ven con más futuro y les siguen a fondo. Hacia el final de temporada, cuando llega la época de los play-off, puede que tengan una lista con más de la mitad de la plantilla, a la que prestan más atención”.

¿Y este proyecto, por qué?

“Para mejorar el arbitraje y ayudar a los comités. El caso es tener controlados a los mejores, a los que algún día estarán en primera o serán internacionales”.

Eso lo entiendo, pero aquí me entra la duda de qué va a hacer Antonio Rubinos Pérez en el CTA. ¿De qué va eso del programa de Mentores y Talentos?

“El arbitraje profesional está bien, está controlado, podemos mejorar cosas, pero todo está encauzado. Ahora lo que me preocupa es el aficionado. Cuando llegan 55 árbitros al curso de Madrid [al de 2.ª B] y suspenden tanto, o ascienden a 2.ª B y al año siguiente tengo que descenderlos porque no dan la talla, me pregunto qué pasa. Hablo con los presidentes, les digo que a ver si tienen cuidado al seleccionar sus candidatos, que no es normal subir y bajar en un año, que yo necesito árbitros de garantías… Al final he creído que necesitamos mayor información desde el CTA y para eso me puse en contacto con Rubinos”.

¿Entonces?

“La labor de Rubinos es crear un proyecto para ver a los chavales de la 3.ª división. Exclusivamente a ellos. Cogerse a tres o cuatro por territorial, de entre 20 y 30 años, y hacerles un seguimiento exhaustivo, como hace Medina en 2.ª B. Queremos garantizar que los que vienen al curso de 2.ª B pueden ser árbitros de futuro, que se queden en la categoría y luego, quién sabe, pasen al grupo de Medina. La novedad es que el proyecto de Rubinos implanta la figura del mentor. Cada comité tendrá un número distinto de mentores, dependiendo de cuántos chavales elijamos de cada comité, que vigilarán y apoyarán la trayectoria del chaval. Y pasarán sus informes al comité respectivo y a Antonio Rubinos. Lo que quiero es una cierta garantía de que llegan arriba los árbitros más capaces”.

Por cierto, para futuros aspirantes, la idea del presidente del CTA es la de rebajar la edad máxima con la que se puede aspirar al curso de 2.ª B, quizá hasta los 30 años.

Cambiando de tema, según me va hablando el presidente y oigo los nombres de Medina Cantalejo, Rubinos Pérez, me pasa por la cabeza el nombre de Mejuto González.

“Lo de Mejuto es una pena. Ojalá que estuviera con nosotros, porque es un hombre muy capaz, pero por ahora no es posible. No tengo ninguna duda que en un futuro próximo Enrique Mejuto participará del arbitraje español, pero hoy por hoy no puede ser”.

Y ahí lo deja. Le veo dolido porque le haya recordado este nombre, pero no puedo hacer más. Don Victoriano no es hombre que se deje llevar por el entrevistador, mas bien al contrario. Él habla, explica su proyecto, su visión del arbitraje, pasado y futuro, y permite que de vez en cuando le interrumpas. A veces solo asiente y sigue hablando, y otras tienes suerte y te contesta. Quizá un periodista profesional sabría llevarle a su terreno, pero yo me siento incapaz. Deben de enseñarlo en Periodismo 101. Pruebo a hablar del futuro.

“Lo que de verdad me gustaría, y creo que puede hacerse en un futuro próximo, es que todos los colegiados de primera vivieran en Madrid, incluso, por qué no, en la Residencia de la RFEF. Así estaríamos todos juntos, podríamos comentar los partidos al día siguiente de celebrarse y no dos meses después, como hacemos ahora. Entrenarían juntos todos… En fin, formarían un equipo más compacto”.

Sin duda, esto no deja de ser un sueño, ya que las complicaciones serían mayúsculas: familias, hábitos. Lo que el presidente querría es tenerlos durante una temporada, como si estuvieran en un Mundial o una Eurocopa. Yo no lo veo, pero a él le gustaría. ¿Pero y sus trabajos?

“Profesionalización. Los árbitros tienen que ser profesionales. ¿Sabes algo más? Me gustaría que los árbitros hicieran cursos de entrenador, que aprendan de táctica, de estrategia. Todo lo que sepan sobre fútbol les vendrá bien en su labor como árbitros”.

Ah, que era eso. La famosa profesionalización. Ya es tarde y no entramos a analizar esto, pero yo me sigo preguntando qué pasaría con las familias si se vienen a vivir a la Residencia de la RFEF. En otra entrevista.

Para los malpensandos, el tema no lo saqué yo, sino el presidente.

“El villarato. ¡Qué tontería! Cuando yo llegué, gracias a Villar, me dio todo lo que le pedí. ¿Dinero? Hubo dinero. ¿Médicos? Tuvimos médicos. ¿Un plan de entrenamiento? Lo tenemos. ¿Reuniones en hoteles cómodos con pistas de entrenamiento cercanas? Lo que queramos. ¿Independencia? Absoluta. Villar ha dado a los árbitros todo lo que le hemos pedido. Ahí no tenemos ninguna queja”.

Es verdad que yo no he hablado de Villar, pero el presidente quiere meterlo en esta charla y está en su derecho. Pero aprovechando que el nombre lo ha sacado él, le preguntó qué será de su futuro el año que viene con las elecciones a la RFEF.

“Pues no lo sé, nadie sabe qué va a pasar. Si se presenta Villar, ahora mismo no veo a nadie que puede enfrentarse a él”.

¿Y usted, qué pasaría con usted? ¿Sea quien sea el presidente de la RFEF el año que viene dónde se ve usted?

“Yo tengo en la cabeza quién podría ser el mejor presidente del CTA”.

No. ¿Es una broma, verdad? ¿Tengo al presidente del CTA diciéndome que ya está preparando el cambio? Llegados a este punto, ya me tiro a la piscina y le pregunto por su candidato. Y vuelve a reírse. Ahora ya sé que cuando hace eso es que no me quiere contestar. Aunque lo hace a su modo.

“Es un hombre joven y muy, muy preparado. Le gusta mucho el arbitraje”.

Y ya no le puedo sacar más. Mientras me despedía, buscando desesperado a mi alrededor un puerta donde pusiera Aseos, me parece oír una pista, pero no, creo que se refería a otra cosa, quizá al lugar donde encontrar mi deseada puerta. Un apretón de manos, deseos de mantener el contacto y una última despedida.

“Es un hombre joven y muy, muy preparado”.

Así sea, don Victoriano.